martes, 21 de julio de 2009

Murphy en el Siroco


Decía el tal Murphy que si algo puede salir mal saldrá peor y en cierto modo esa fue la maldición que persiguió al concierto organizado por Nueva Ola de los 80 como prólogo a la Vª fiesta que tendrá lugar en octubre en la misma sala (en la Siroco, vamos).

Al grupo encargado de abrir fuego (Sal de mi vida) les falló el batería la tarde-noche antes del concierto, se tuvo que ir ¡¡¡a Guinea!!! por motivos de trabajo. Ensayaron un repertorio en acústico que, la verdad, sonó fenomenal: Balada para una viuda (Burning) y Nancy (Zoquillos) fueron las versiones que nos ofrecieron, "Todas tienen", "Deme" o "Dulce despertar" entre otros fueron los temas propios, extraidos de los dos discos que tienen editados.

En segundo lugar llegaron desde Guadalajara El habitante incierto, se autodefinen como nueva psicodelia, la guitarra muy alta y demasiando aguda, a parte de algún problema con los técnicos de la sala, lastraron el concierto de los arriacenses (sí, este es el gentilicio correcto de los de Guadalajara).

Por nuestra parte solo decir que todo iba bien, estabamos sonando como es debido y el público respondía... hasta que una indisposición de Javier entre el 4º y el 5º tema nos dejó con la miel en los labios... otra vez será.

Menos mal que a Desconocidos no les falló nada ni nadie y el fin de fiesta se desarrolló como tiene que ser. Nos ofrecieron su habitual selección de versiones de los 80's (Zombies,Radio Futura, Nacha Pop, Los Secretos, etc).

Sensación agridulce tras nuestro debut en Madrid, prometemos volver a presentar el disco y hacer un concierto completo como es debido.

¡¡¡Salud!!!